Política de cookies

Y ahora toca hablar de las dichosas cookies. ¿No te parece curioso que una palabra sinónima de felicidad tenga también la acepción de muy molesto o fastidioso? Lo que es la ironía. Pues siguiendo en este mismo tono te animo a que te leas esta maravillosa política de cookies. Te va a encantar.

Y ahora en serio. Estos textos legales que verás por aquí son digeribles y legibles y, además están realizados por profesionales y personalizados por una servidora.
Sólo un detallito más. Están en pdf: Política de cookies con buena digestión

¡Venga! Tampoco me pongas esto como excusa para no leerlo ¿Acaso te lees los textos legales de las webs que visitas? Pues que sepas que hacemos muy mal (léase esta frase como si fuera enunciada por una señora en plano contrapicado moviendo un dedo acusador).